Publicado en Sin categoría

Resumen de “Poética” de Aristóteles (CAP 14 a 26)

CAPÍTULO 14

Fuentes de la conmiseración y el temor

La trama (mythos) debe estar compuesta de forma tal que el que escucha el desarrollo de las acciones, aún sin verlas sienta miedo y conmiseración por los acontecimientos, es decir que la trama debe ser autosuficiente. Los acontecimientos terribles o lamentables sólo tienen lugar entre quienes son amigos, pues el mal causado por un amigo es inesperado dado que lo que cabe esperar de él es un bien. La paradoja y la peripecia trágicas sólo son posibles entre los amigos, no entre los enemigos y entre los indiferentes.     

 

CAPÍTULO 15

Los caracteres

Los caracteres deben ajustarse a cuatro condiciones: 1) la bondad, adjetivo que reúne el rasgo ético de la bondad, el social de la nobleza y el estético de la elevación, 2) la conveniencia, es decir que los rasgos del personaje deben ser congruentes con su condición, 3) la semejanza dado que el personaje debe asemejarse a nosotros en el sentido del modelo del “héroe medio”, 4) y la coherencia del personaje consigo mismo en el transcurso de las acciones. Además, deben ajustarse al principio general de la verosimilitud, principio fundamental a propósito de la composición de la trama que implica la relación necesaria o verosímil entre el carácter, las acciones y los dichos, lo que define la universalidad de la poesía.   

CAPÍTULO 16

Las variedades del reconocimiento

Hay cinco especies de reconocimiento:

1) el reconocimiento mediante indicios,

2) el reconocimiento inventado por el poeta,

3) el reconocimiento basado en un recuerdo,

4) el reconocimiento basado en un razonamiento,

5) el reconocimiento que deriva de los hechos. El mejor reconocimiento es el que deriva de las acciones mismas, produciéndose el estupor a través de hechos verosímiles, como en Edipo.

 

CAPÍTULO 17

Composición de la trama trágica

Mientras se produce una pieza trágica el poeta debe imaginarse las acciones tal como se las verá en la representación, a fin de evitar situaciones inapropiadas, y los estados afectivos de los personajes, a fin de lograr una mayor credibilidad. El primer paso en la composición debe ser la consideración de la historia en forma general, después deben ponerse los nombres de los personajes en introducirse los episodios. Por último, en la poesía épica, los episodios son más extensos que en la tragedia. La historia de la Odisea es breve, lo demás, consiste en episodios.

 

CAPÍTULO 18

Especies de tragedia

Hay cuatro especies de tragedia:

1) la compleja que tiene peripecia y reconocimiento,

2) la patética, es decir las que se centran en el pathos, acciones que causan destrucción y dolor como las muertes en escena, los tormentos, las heridas, etc.

3) la ética, es decir aquellas que se centran en la expresión de los caracteres, posiblemente a través de parlamentos,

4) la simple.

 

CAPÍTULO 23

La poesía épica

La trama de la poesía épica debe revestir el mismo carácter de totalidad unitaria (con principio, medio y fin) que se prescribió para la poesía trágica, y diferenciarse, por tanto, de la misma manera que la tragedia, del relato histórico. En este sentido, Homero se diferencia de los demás poetas, dado que no emprendió la composición de toda la guerra de Troya, por más que ésta tuviese principio, medio y fin, ya que a trama iba a resultar demasiado grande y no fácil de ver en su conjunto, entonces tomó una sóla parte y se valió de muchas de ellas a título de episodios.

 

CAPÍTULO 24

Poesía épica y poesía trágica

Las especies de la poesía épica son las mismas que las de la tragedia (simple o compleja, épica o patética); también los componentes son comunes, salvo el espectáculo y la música que son propios de la tragedia. La epopeya difiere de la tragedia en la extensión de la composición y en el metro. La extensión apropiada para un poema épico es la que permite una comprensión de la trama en su conjunto. La poesía épica puede acrecentar la extensión de una manera que no puede hacerlo la poesía trágica. Por otro lado, mientras que en la tragedia no es posible imitar muchas partes que se desenvuelven al mismo tiempo, sino sólo la parte representada por los actores en la escena. La secuencia que tenga un contexto distinto del representado en la escena o se haya producido antes, sólo puede ser comunicado en forma narrativa. En cambio, en la epopeya, por ser narración, es posible, en cambio, representar muchas partes que se desarrollan al mismo tiempo. En la Odisea, por ejemplo, se narra parte de los hechos de Telémaco, se narran a continuación los viajes de Odiseo, y después se vuelve a los hechos de Telémaco. Por otra parte, en las tragedias debe producirse lo sorprendente, pero en la epopeya se admite más lo ilógico. En la tragedia, no debe haber nada ilógico, a no ser fuera de la parte representada de la trama, por ejemplo, la ignorancia de Edipo acerca de la manera en que murió Layo, dado que no es lógico que tras muchos años de reinado, no conociese las circunstancias en que había muerto su antecesor.

 

CAPÍTULO 26

¿Cuál de las especies poéticas es más valiosa?

Se plantea la cuestión de cuál de las dos especies poéticas (tragedia o épica) es más valiosa. El primer argumento es que la más valiosa es la menos grosera, y es menos grosera la que se dirige a un público mejor; por lo tanto, puesto que la tragedia se dirige a un público grosero, que necesita de las exageraciones de la interpretación actoral, y la épica, en cambio, se dirige a un público más culto que no necesita de gesticulaciones, entonces la poesía trágica es menos valiosa. Sin embargo, este argumento tiene una objeción, dado que no concierne al acto del poeta sino al arte del actor, tampoco puede decirse que el movimiento es censurable; además, la tragedia puede prescindir de la representación. El segundo argumento es en favor de la superioridad de la tragedia, dado que ésta posee los componentes de la épica más otros que la épica no posee, tiene vividez tanto en la lectura como en la representación, logra su fin en un lapso menor que la épica, la unidad de la composición trágica es mayor que la de la composición trágica. Por esas razones la poesía trágica es superior a la poesía épica.  

Autor:

Licenciada en publicidad. Futura profe de lengua y literatura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s